En el sureste de Francia junto a la confluencia de los ríos Ródano y Saona se alza el Museé des Confluences. Con sus 40 metros de altura en cristaleras e inaugurado hace un año en Lyon aspira a reproducir el éxito del Guggenheim bilbaíno en la ciudad francesa.

La “nube de cristal”, como se lo conoce popularmente, fue construyéndose alrededor de la polémica por la tardanza en las obras. El estudio de arquitectura austríaco Coop Himmelb(l)au, uno de los principales estandartes del desconstructivismo, ganó el concurso de adjudicación en 2001 y aunque la licencia de obras data de 2003, el museo no empezó a construirse hasta el 2010, finalizándose en 2014.

El retraso en la construcción se debe principalmente al terreno pantanoso situado sobre una antigua fábrica de gas en el que está construido, junto con su particular diseño, que ha acarreado un coste cuatro veces superior al presupuestado.

A pesar de los problemas durante las obras, el edificio, con sus 6.000 toneladas de peso, se ha convertido en tan solo un año en uno de los emblemas de Lyon. Gracias, en parte, a su espectacular diseño. Con una longitud de 190 metros y una superficie de 8.700m2, la nube de cristal y hormigón acoge un museo, dos auditorios, espacios privados para grupos y las áreas privadas del museo.

El pozo de gravedad en la parte central del edificio cumple la función de apoyar las estructuras metálicas y estabilizar el cristal en una obra que parece flotar en el aire. El espacio recuerda a una nave espacial, con un estilo casi de ciencia ficción y un interior con gran fluidez en el uso del espacio y la luz.

De gran complejidad técnica el museo se compone de una estructura principal que forma la estructura de apoyo y una estructura marco apoyada sobre la anterior, que soporta todo el revestimiento de fachada y cubierta. El edificio cuenta con 126.150 nudos y 88.200 barras que se han montado junto con otros elementos hasta sumar un total de 650.000 piezas, que buscan consolidarse como el elemento dinamizador de Lyon.

Fotografía de Dirk Schaefer