En Hamburgo se encuentra uno de los edificios más increíbles y más caros del mundo. En 2001 se empezó a imaginar un espectacular espacio donde la música, el baile y el teatro se encontraran.

Tras la aprobación unánime del gobierno de la ciudad los trabajos para la construcción de la filarmónica del Elba empezaron el 2 de abril del 2007, colocando la primera piedra, y finalizaron en 2016 con la inauguración oficial el 11 de enero del 2017, 15 años después de la primera idea sobre el edificio.

La construcción se eleva verticalmente con una fachada de 16.000 metros cuadrados, equivalente a dos campos de fútbol, que simula las olas del mar, gracias a los cristales que la componen. En el interior se pueden encontrar tres salas de conciertos, sala de conferencias, un spa, el hotel Westin Hamburg y un conjunto de apartamentos residenciales de alto standing. La sala de conciertos que ha diseñado el equipo de arquitectos suizos Herzog & Meuron, tiene una capacidad para 2.100 asientos.

El presupuesto inicial de esta obra fue de 77 millones de euros. Pero  la gran cantidad de cristales del edificio y la dificultad de crear cada uno de ellos fue incrementando el presupuesto, ya que cada cristal debía serigrafiarse con partículas metálicas que evitan un excesivo calentamiento por la radiación solar y permiten un mejor comportamiento energético del edificio. Además, cada pieza de cristal pesa alrededor de 1,2 toneladas y son a prueba de huracanes. Así que, finalmente, la obra llegó a costar 785 millones de euros, 10 veces más de lo esperado.

El cuidado y la meticulosa creación de los materiales exteriores dio lugar que los espacios interiores y sus características no destacasen tanto como hubiera gustado, ya que todas las miradas se enfocaron en la parte más costosa de la obra… Un auténtica obra de arte desde la que la cultura no tiene límites.

Photo: wikipedia