Muchas veces la construcción de los edificios olvida las circunstancias del lugar que les rodea. Eso no ha sucedido con el centro comercial Lideta Mercato, construido por XV Studio, del arquitecto catalán Xavier Vilalta en la capital de Etiopia, Addis Abeba.

El proyecto del centro comercial nació desde el análisis de los centros comerciales que ya existían en la capital etíope, hechos al estilo de los centros comerciales occidentales, con fachadas de vidrio que creaban un exceso de luz y calor en el interior y tiendas demasiado grandes.

Pero la obra de XV Studio tiene un planteamiento bastante diferente. “Quería encontrar algo que la gente de la calle sin ningún conocimiento arquitectónico entendiese” ha explicado el arquitecto. De aquí surgió la idea para la fachada del edificio: un diseño fractal que recuerda a los estampados de las ropas tradicionales etíopes y que protege del sol y la lluvia y permite tanto la ventilación como la iluminación interior. Para Vilalta “cuando haces algo en un lugar especifico debes encontrar características que de alguna manera pertenezcan a ese lugar y usarlas”.

Además, las características urbanas del espacio en el que se proyectó el centro comercial también influyeron en su diseño final. Al estar situado entre dos calles paralelas sin conexión, en una barriada sin espacio público y rodeado de edificios de alta densidad, el estudio consideró necesaria la construcción de un corredor interior diagonal para facilitar el flujo de viandantes.