APARCAMIENTO


En edificios destinados a aparcamientos en altura, las mallas metálicas de Codina Architectural pueden usarse como cerramientos de la fachada aportando un elemento de seguridad, así como una solución arquitectónica atractiva visualmente a la par que de fácil instalación.

Entre las prestaciones prácticas y funcionales que tiene el emplear mallas metálicas para en parkings se encuentran la ventilación natural, la seguridad y el fácil mantenimiento. La ventilación natural del interior del edificio se consigue gracias al flujo de aire que se genera por la abertura de las propias mallas metálicas. Además, durante el día este cerramiento metálico flexible actúa como protector solar al tamizar la entrada de luz solar.
Las mallas metálicas también actúan como un simple elemento de barrera de seguridad, creando un entorno seguro tanto para los vehículos como para los peatones. Pero quizá uno de las prestaciones que las mallas metálicas confieren a los aparcamientos es que constituyen una solución estética, que según el proyecto hace que el edificio adquiera una apariencia única y atractiva, a la vez que actúa como elemento de camuflaje de los vehículos. La capacidad de las mallas metálicas de adaptarse a diferentes formas geométricas y estructuras, permite que el equipo de arquitectura o construcción del aparcamiento pueda diseñar una propuesta diferenciada. Las mallas metálicas de Codina Architectural son fáciles de instalar y requieren de poco mantenimiento, incluso según el material elegido, puede contar con tratamientos anticorrosión; con lo que se contribuye a alargar la vida útil de estas instalaciones.
Las mallas arquitectónicas para aparcamientos de Codina Architectural se fabrican en cobre, latón, aluminio o acero inoxidable. Admiten múltiples acabados y tonalidades distintas para que se adapten a cualquier tipología de proyecto facilitando el hecho de que arquitectos y
constructores puedan definir dibujar con precisión la solución que precisan a medida.