La malla metálica también puede ser arte. Así lo cree el artista surcoreano Seung Mo Park, quien ha creado retratos realizados con malla metálica que destacan por su apariencia casi fotográfica.

Muchas horas de trabajo y grandes toneladas de paciencia son necesarias para recortar trozo a trozo la malla y así conseguir los retratos. Para ello, el artista, basado en Brooklyn, empieza su trabajo con una sesión fotográfica de la que extraerá la imagen que quiere recrear en malla. La fotografía escogida será proyectada para así poder empezar el proceso de creación.

Gracias a su increíble sentido de la profundidad, Park consigue superponer varias capas de malla y recortar de forma precisa únicamente las ayudarán a crear su retrato. Debido a la gran cantidad de capas que usa, sus retratos acostumbran a tener unos cuantos centímetros de grosor. Sus esculturas se componen de espacios con una densidad de malla muy elevada junto con espacios donde Park ha recortado gran parte de la malla para dar sensación de luz.

Os dejamos este impresionante video del proceso de trabajo de Park:

[su_youtube url=»https://youtu.be/u7wxwe4ftAQ»]