Largas varas de aluminio imitando las paredes de una casa se recortan en la orilla del lago Michigan, en Chicago. Es parte de Titled House, la estructura de la artista estadunidense Sarah FitzSimons, que lleva años instalando esqueletos de casas por todo el mundo.

Intencionadamente sin paredes ni techo, pero con una estructura que recuerda a los típicos hogares de dos pisos del medio oeste norteamericano, la escultura tiene la mitad de sus cimientos sumergida en las aguas del lago. Lo que provoca que este fuertemente influenciada por los cambios climáticos, que hacen variar su apariencia a medida que pasa el tiempo. Según FitzSimons “Como en un sueño, la estructura está situada mitad en tierra y mitad en el lago, como referencia a las conexiones, tanto reales como metafóricas, de Chicago con el agua”.

Para la artista “combinando el interior y el exterior de la arquitectura, sus líneas mínimas definen el espacio de una casa, aunque física y psicológicamente abra y exponga la arquitectura y cómo metafóricamente vemos, pensamos y soñamos sobre hogares”.

La estructura se expuso desde Octubre de 2015 a Abril de 2016, un tiempo durante el cual fue cambiando y se usó también como refugio para algunas “performances” sobre el espacio.