a 381 metre high skyscraper in the heart of the Alps blog Codina Architectural

Un rascacielos de 381 metros en el corazón de los Alpes

El paisaje idílico del valle de Vals, de apenas un millar de habitantes, en el cantón de los Grisones, el más extenso de los 26 en que se divide Suiza, apenas ha cambiado de aspecto en los últimos 700 años, cuando se construyeron en el pueblo las primeras casas de piedra. Pero si salen adelante los planes de Remo Stoffel, propietario de un balneario, que es la principal actividad económica de la zona, lo hará para siempre. Y mucho.

Stoffel pretende erigir en este verde y agreste valle alpino el edificio más alto de Europa, una torre de 381 metros de altura y 53.000 metros cuadrados útiles que albergaría un hotel que se convertiría a su vez en el más alto del mundo.

El edificio, llamado Femme de Vals (Mujer de Vals), alcanzaría la misma altura que el Empire State Building, el célebre rascacielos de Nueva York que fue durante décadas la construcción más alta erigida por el ser humano, y que hoy ha sido ampliamente superado por buen número de edificios que se alzan en ciudades como Dubai, Shangai o La Meca.

Dentro del complejo donde están situadas las emblemáticas termas de Vals de Peter Zumthor, una construcción pétrea y subterránea, se levantará una esbelta torre de 381 metros, vítrea y espejada, diseñada por el estudio norteamericano del ganador del Premio Pritzker, Thom Mayne. Reflejando el paisaje montañoso del cantón de los Grisones, y con vistas panorámicas de los Alpes suizos, el hotel de 53.000 metros cuadrados está definido por tres elementos: un podio que vincula el edificio con los volúmenes adyacentes; un voladizo que contiene un restaurante, un café, un spa, un bar y una sala de baile; y el rascacielos que incluye 107 habitaciones y suites. Un edificio minimalista que pretende, con su estructura acristalada, fusionarse sin problemas con el entorno, ya que las montañas y las nubes se reflejarán en la torre difuminando su impacto paisajístico.

Pero estos argumentos no convencen a los grupos ecologistas y a la mayoría de la población local, que debe dar su aprobación al proyecto en referéndum, una vía habitual en el sistema político suizo, así como de las autoridades cantonales, y no es seguro que la torre supere estas pruebas. Así que las urnas decidirán si el paisaje de Vals se mantiene como durante los últimos 700 años o si será recorrido cada día por la alargada sombra de un rascacielos de acero y cristal.

Foto: Abc.es

Tags
Ocurrió un error. [link]Mostrar más detalles.[/link]
[link]Mostrar más detalles[/link]

El campo "%1$s" requiere una dirección de correo electrónico válida.

Descarga catálogo
catalogos-codina
Suscríbase a nuestro Newsletter
Infórmese sobre nuestras noticias, novedades y asistencia a Ferias.

Le informamos de que su correo electrónico será añadido a la lista titularidad de BANDAS METALICAS CODINA, S.L. para informarle de nuestras noticias. Consulte nuestra Política de Privacidad para saber cómo gestionaremos los datos que nos proporciona y los derechos que le confiere la normativa vigente.

Declaro que he leído y acepto la Política de Privacidad