El estudio de arquitectos Snøhetta ha presentado este mes la nueva ampliación que ha creado par el Lillehammer Art Museum and Cinema de Noruega. Un cubo cubierto de una capa de acero inoxidable pulido y escultural es la segunda ampliación que el equipo de arquitectos noruego ha creado para el Lillehammer Art Museum, con la que añaden más espacio a la galería dedicada a las obras del artista local Jakob Weidemann, así como dos nuevas salas de cine.

El cubo, cuya fachada ha sido diseñada por el artista noruego Bard Breivik, refleja el espacio circundante del museo y cambia de color con la luz del día. Además, cuenta con un espacio acristalado en el tejado que alberga un taller para niños. Según el equipo de arquitectos noruego “el cubo se basa conceptualmente en la idea escultórica de una estrella fugaz, un símbolo dramático de la importancia de la contribución de Weidemann a la pintura noruega”. Un merecido homenaje al artista noruego más importante del Modernismo de posguerra.

Este nuevo complejo de acero cuenta con un cine/teatro en su interior, mientras que el segundo cine se encuentra ubicado bajo el jardín, entre el edificio original y la primera ampliación de Snøhetta. Par el estudio “la integración del arte, la arquitectura y el paisaje es una característica importante en la obra de Snøhetta, por ello para la reciente extensión ha sido importante reforzar nuevamente estos espacios de conexión, reuniendo los tres volúmenes para dar vida un proyecto completo”.