ESCALERAS


Las mallas metálicas de Codina Architectural pueden aplicarse en la construcción de escaleras de uso interior o exterior. El empleo más habitual consiste en cubrir el hueco entre las barandillas y lo escalones o bien la totalidad las paredes laterales que bordean las escalares, creando en ocasiones cajas metálicas.

Se trata de una manera eficaz y sencilla de mejorar la seguridad y la estética de estas vías de comunicación peatonal entre las diferentes alturas de un edificio.

Entre las prestaciones que ofrece el emplear mallas metálicas en escaleras están la limpieza, la durabilidad y la estética. Además, también se consigue una integridad estructural y resistencia superior a la de otros materiales que pudieran ofrecer la misma función.  

Pero quizá una de las características más singulares es que las mallas metálicas permiten el flujo de aire y de luz, sea esta natural o artificial. Por lo que es una solución óptima para su instalación en escaleras exteriores adosadas a un edificio, y también para espacios interiores en cuyo hueco se ha instalado un ascensor.

La malla metálica es una opción higiénica, incluso según el material elegido, puede contar con tratamientos anticorrosión. Esto contribuye a alargar la vida útil y fácil mantenimiento de estas instalaciones.

A parte de la funcionalidad que ofrece esta solución, está la estética que se consigue. Esta suele ser moderna y contemporánea, y al existir diversos modelos de mallas metálicas de Codina Architectural, así como diferentes colores y acabados disponibles, las posibilidades de diseño son prácticamente infinitas. 

Finalmente, al fabricarse a medida, se facilita el hecho que arquitectos, interioristas y constructores puedan definir dibujar con precisión la solución que precisan instalar en su proyecto. 

Las mallas arquitectónicas para escaleras de Codina Architectural se fabrican en cobre, aluminio o acero inoxidable. Admiten múltiples acabados y tonalidades distintas para que se adapte a cualquier tipología de proyecto.