Malla de cobre

Acabado:

, ,

Otros materiales y acabados disponibles bajo petición. ¡Preguntanos!

El cobre es un material muy utilizado en la industria debido a sus numerosas propiedades: alta resistencia a la corrosión, capacidad para soportar cambios extremos de temperatura, alta maleabilidad y excelente conductividad térmica y eléctrica. En arquitectura y diseño tiene numerosas aplicaciones; combinando de forma casi natural con otros materiales como madera, ladrillo y vidrio, aporta un diseño moderno y elegante tanto en espacios interiores como exteriores.

Las mallas metálicas de cobre se oxidarán. en presencia de aire, humedad e incluso aceites naturales de la piel. El cambio de color natural se produce rápidamente dependiendo de las condiciones ambientales y el tiempo de exposición. Pero en general, ante cualquier exposición atmosférica (presencia de oxígeno, sal, humedad y luz solar), el cobre pasará de tonos brillantes a tonos marrones, luego a grises y finalmente a una pátina azul verdosa o verde grisácea.

Al ser un material 100% reciclable, el cobre se puede reutilizar una y otra vez sin perder sus propiedades físicas. De hecho, estudios realizados por el Instituto Europeo del Cobre demuestran que el cobre es un material que, durante su producción, manipulación, uso y al final de su vida útil, cumple con el marco regulatorio europeo para generar el menor impacto en el medio ambiente y La salud de la gente. En este sentido, es el metal más sostenible utilizado en la construcción, por encima del acero, el aluminio y el zinc.

Hay tres acabados posibles para el cobre: Natural, lacado o texturizado.

Modelos disponibles con Malla de Cobre